10 consejos para elegir un préstamo rápido

Las razones por las cuales decidimos optar por un préstamo rápido son muchas: podríamos necesitar el dinero para reparar el vehículo, para salir de vacaciones, remodelar nuestro hogar, para cubrir los gastos que puedan surgir en un accidente o para cualquier situación que nos obligue a buscar alternativas para obtener dinero sin pasar por tantos trámites complicados.

Actualmente es fácil encontrar préstamos rápidos, los cuales nos pueden sacar de un apuro, pero también pueden resultar arriesgados y nos podrían hacer caer en una espiral de deudas de la cual nos será muy difícil salir, por esa razón, a continuación te listamos algunos consejos para que los tomes en cuenta antes de involucrarte con un préstamo rápido. Puedes encontrar más información acerca de este tipo de micropréstamos en sitios como Microcreditos.top

Investiga los servicios de varias empresas

Antes de decidir por medio de qué empresa solicitaras tu préstamo, verifica los servicios de varias empresas, para que te des una idea de lo que cada una de ellas te puede ofrecer, toma en cuenta qué tipo de servicios ofrecen, cual es la tasa de interés que manejan, etc. Si conoces a alguna persona que sea cliente de la empresa, su opinión podría ayudarte enormemente.

Has una lista con tus mejores 3 opciones

Haz una comparación entre cada empresa, para poder determinar cuáles serán las que más se adecuen a tus necesidades y a tu presupuesto. Elige las 3 que consideres más convenientes, así tendrás 2 opciones más, por si se da el caso en el que tu solicitud de préstamo rápido sea rechazada.

Céntrate en tus condiciones

Realiza una lista con tus condiciones de pago y tus necesidades, esto te ayudará a encontrar el préstamo más indicado para ti. Incluso si es esta dado de alta en Asnef no te preocupes, también existen opciones para ti como puedes comprobar aquí.

Contacta con la compañía directamente

Una vez tengas claro cuál compañía es la que más te conviene, contáctalos directamente abocándote a la agencia o por teléfono, esto te dará una mejor idea de qué tan formal es la compañía.

Haz todas las preguntas respecto a los intereses

La mayoría de financieras manejan 2 tipos de interés, “fijo” y “variable”, asegúrate de elegir el que más te convenga, no te dejes llevar únicamente por los bajos intereses que puedan ofrecerte, infórmate sobre todas las posibles situaciones que se puedan dar posteriormente.

Analiza bien las cuotas ofrecidas

Cuídate de no caer en trampas, que te ofrezcan cuotas bajas no quiere decir que terminaras pagando menos, haz un análisis del monto ofrecido y la cantidad que estarás pagando, así sabrás exactamente cuánto dinero te estarán cobrando de intereses.

Revisa la totalidad de productos y servicios aceptados

Algunas veces, los préstamos rápidos también incluyen algún tipo de seguro de vida o incapacidad a la hora de algún accidente antes de terminar la deuda. Es importante que revises todos los productos y servicios que hayan adjuntado a tu solicitud y puedan incrementar los costos, acepta únicamente los que creas convenientes.

Ten claras tus opciones de pago y sus consecuencias

Muchas veces se necesita pedir un plazo extra para devolver el préstamo, por lo mismo, revisa todas las condiciones de pago y renovaciones que la empresa te ofrece.

Pregunta por las comisiones

Pueda darse el caso en el que tengas la posibilidad de poder cancelar la totalidad del préstamo antes de lo estipulado, investiga bien las penalidades, intereses, comisiones del costo de financiación y los beneficios de pagar antes de tiempo, así sabrás si existirá un descuento (bonificación) por pronto pago.

Lee cuidadosamente el contrato antes de firmarlo

Antes de firmar el contrato, revisa todo lo que no comprendas, muchas veces los datos de comisiones e intereses se colocan en letra pequeña en la parte inferior de los contratos, para no percibirse bien a la hora de firmar.